Un ruido espantoso

Una noche la gente oyó un ruido espantoso que provenía de la casa de Nasrudín.  A la mañana siguiente y apenas se levantaron lo fueron a visitar y le preguntaron:
-¿Qué fue todo ese ruido?
-Mi capa cayo al suelo – respondió Nasrudín.
-¿Una capa puede hacer tal ruido? – le cuestionaron:
-Por supuesto, pero sí usted está dentro de ella  como yo lo estaba…