Un pretendiente

Un pretendiente a discípulo le dijo a Dhun Nun el egipcio:
-Por encima de todo en este mundo deseo ser admitido en el Camino de la Verdad.
Dhun Nun le dijo:
-Puedes acompañar nuestra caravana, sólo si primero puedes aceptar dos cosas: una es que tendrás que hacer cosas que no quieras hacer. La otra es que no se te permitirá hacer cosas que deseas hacer. Es el «querer», que se interpone entre el hombre y el Camino de la Verdad.