Somos una sola alma

En realidad, somos una sola alma yo y tú.
Aparecemos y nos escondemos tú en mí, yo en tí.
He aquí el sentido profundo de mi relación contigo.
Porque no existe entre tú y yo, ni tú ni yo.
Somos el espejo y el rostro a la vez,
Estamos ebrios de la copa eterna,
Somos el bálsamo y la curación,
Somos el agua de la juventud y aquel que la vierte.

Rumi