Serenatas

A un hombre que solía pararse cerca de la ventana de una hermosa joven, tocando la guitarra y dándole serenatas, alguien le preguntó:
-¿Por qué no le pides que se case contigo?
Y él le dijo:
-He pensado en eso, pero si ella acepta, ¿qué haré durante los atardeceres?