Problemas y cualidades

El maestro decía a su discípulo:
-No te quedes contemplando todo el tiempo los problemas que hay en tu camino, porque terminarán por hipnotizarte, impidiéndote cualquier acción.
Tampoco permanezcas excesivamente concentrado en tus propias cualidades, pues fueron hechas para ser usadas y no para ser exhibidas.