Poderes

Hassan se encontró con Rabia un día cuando estaba sentado entre un número de contempladores y dijo:
-Tengo el poder de caminar sobre el agua. Ven, vayamos hacia aquella agua de allá lejos,  y sentándonos en ella, establezcamos un debate espiritual.
-Si quieres separarte de esta augusta compañía, por qué no vienes conmigo, para que volemos por el aire y nos sentemos allí a hablar? – dijo Rabia.
-No puedo hacer eso – contestó Hassan – el poder que mencionas no es uno que yo posea.
Entonces Rabia le dijo:
-Tu poder de permanecer quieto sobre el agua lo posee el pez. Mi capacidad de volar por el aire es algo que puede hacer una mosca. Estas habilidades no son parte de la verdad real, y pueden convertirse en el  fundamento del orgullo y la competitividad, no de la espiritualidad.