El discípulo enfermo

Un discípulo cayó gravemente enfermo y solicitó a su maestro que lo curase, puesto que además era un médico excepcional capaz de hacer desaparecer cualquier mal. Oída la demanda, el maestro se negó radicalmente a curar al discípulo.Tiempo después, el discípulo sanó por sus propios medios, pero quedó inmensamente dolido por la conducta de su maestro, al que abandonó. Un día decidió visitar a un hombre iluminado al que narró el episodio de su enfermedad y la negación de su maestro a curarlo. Aquel hombre le dijo:-Te equivocas grandemente, tu maestro actuó con la más alta generosidad.-¿Cómo puede ser? ¡Él se negó a ayudarme cuando estaba a punto de morir !-No fue así, él evitó que dejaras de experimentar por ti mismo, lo que significa estar suspendido entre la vida y la muerte

Continuar leyendo El discípulo enfermo

Consejos

Había una vez un rey que había estado intentando tratar a sus súbditos con una educada amabilidad y el mínimo de control. La gente mostró signos de oposición, y en vez de mostrar cooperación y respeto por la administración, se volvieron quejosos y turbulentos. El rey estaba un día de pie en la murallas de uno de los castillos en medio de estas preocupaciones, cuando vio a un derviche errante con un manto de parches sentado en el suelo al pie de la muralla.El rey pensó:  Estos derviches tienen la reputación de conocer todos los secretos: no hay perjuicio alguno en buscar su consejo.Describió el problema al derviche y dijo:-Quiero un consejo sobre este asunto.El derviche dijo:-Te daré no sólo un consejo, sino un par de ellos.-Gracias - dijo el rey -  pero todo lo que necesito es un consejo.-En ese caso - dijo el derviche - te diría: si tienes que gobernar,  gobiernaDe modo que el rey incrementó el poder de su control sobre el pueblo y los trató con tal severidad que se sublevaron. Muy pronto fue forzado a huir …

Continuar leyendo Consejos

Sed

Los fatigados miembros de una caravana llegaron por fin a un oasis y se dispusieron a descansar. A los diez minutos, y en medio del silencio, oyeron una voz que lastimosamente decía:-¡Qué sed tengo! ¡Qué sed tengo!El jefe de la caravana mandó a un hombre a ver que ocurría. A su regreso dijo:-Es sólo un viajero que también trata de descansar pero que no puede por la sed.-Dadle agua - ordenó el jefe - así podremos descansar todos.El enviado llevó una odre de agua al sediento, que éste bebió con deleite. Pasados unos minutos,  de nuevo en medio del silencio de la noche se escuchó la misma voz quejumbrosa:-¡Qué sed tenía! ¡ Pero, qué sed tenía!

Continuar leyendo Sed

El barquero

Un hombre encontró al maestro secreto Khidr trabajando como barquero. Khidr leyó sus pensamientos y le dijo:-Si yo me acerco a la gente en la calle y les digo qué deben hacer, ellos pensarán que estoy loco o que lo estoy haciendo para mi provecho, y no lo harán. Si me visto como un sabio, o un hombre rico, y les aconsejo, desobedecerán o simplemente tratarán de complacerme, en vez de intentar complacer aquello que represento. Pero si me mezclo con la gente y dejo caer una palabra aquí y una palabra allí, algunos escucharán, del mismo modo que tú me has reconocido y otros miles no lo hicieron.

Continuar leyendo El barquero

Un pretendiente

Un pretendiente a discípulo le dijo a Dhun Nun el egipcio:-Por encima de todo en este mundo deseo ser admitido en el Camino de la Verdad.Dhun Nun le dijo:-Puedes acompañar nuestra caravana, sólo si primero puedes aceptar dos cosas: una es que tendrás que hacer cosas que no quieras hacer. La otra es que no se te permitirá hacer cosas que deseas hacer. Es el "querer", que se interpone entre el hombre y el Camino de la Verdad.

Continuar leyendo Un pretendiente

El gran sheik

Un sultán oyó hablar de un gran sheik, un jeque muy respetado, que vivía en Anatolia y contaba con centenares de miles de fieles. El sultán, asustado por aquella fuerza por la que se sentía amenazado, convocó al sheik en Estambul y le preguntó:-¿Qué es lo que oigo decir? ¿Que tienes centenares de miles de hombres dispuestos a morir por ti?-Oh no - dijo el sheik - sólo tengo uno y medio.-Entonces, ¿por qué me cuentan que podría sublevar a todo el país? Vamos a verlo. Que todos los hombres se reúnan mañana por la mañana en el prado, fuera de la ciudad.Por todas partes se proclamó que los fieles de sheik tenían que reunirse a la mañana siguiente en el prado, porque allí estaría el sheik en persona.En un alto que dominaba el prado. el Sheik hizo instalar una tienda. Dentro encerró a varios corderos que nadie podía ver.Los fieles acudieron en gran número. El sultán, que estaba de pie delante de la tienda con el sheik, le dijo:-Tu me dijiste no tener más que un fiel y medio.¡Mira! ¡Hay miles…

Continuar leyendo El gran sheik

Orden

Había una vez un rey que visitó al sabio Bahaudin Naqshband, y se sentó observando su asamblea. Más tarde, cuando estaban comiendo, el rey dijo:-¡Maestro de la época! Tus discípulos, cuando estáis en sesión, están sentados en semicírculo y ordenados de un modo muy similar a los de mi propia corte. ¿Hay algún significado en esto?Bahaudin respondió:-¡Rey del mundo! ¿Cómo están situados tus cortesanos? Dímelo y te describiré la ordenación de los rangos de los Buscadores.-El primer arco - dijo el rey - está compuesto por aquellos que gozan de especial favor conmigo, de modo que están más cerca. El segundo orden comprende a los más importantes y poderosos personajes del reino, y los embajadores. El rango exterior es para los de menor importancia.-En este caso - dijo Bahaudin - nuestra ordenación de la gente está lejos de la intención expresada por ti. Aquellos más cercanos a mí son los sordos, de modo que puedan oír. El grupo del medio está compuesto por los ignorantes, de modo que puedan prestar atención a la Enseñanza. Los más lejanos son los iluminados, para quienes…

Continuar leyendo Orden

Un gato

Un gato pasó casualmente junto a una asamblea de perros cuyo líder decía:-¡Hermanos, recemos juntos y pidamos con fervor que el Gran Dios Perro nos envíe del cielo buenos y abundantes huesos!El gato se alejó de allí, diciendo para si:-¡Estúpidos idólatras, ignorantes infieles! ¿Cómo es posible que le recen a ese dios de paganos y no al verdadero Gran Dios Gato, y !!cómo es posible que pidan huesos en vez de ratones!!?

Continuar leyendo Un gato

El dedo

Había una vez un mendigo que se había acostumbrado a mal vivir con lo poco que le daban. Aunque no era viejo y estaba sano, no aceptaba ningún trabajo que le ofrecían y así iba de un lado para otro sobreviviendo como podía. Un día se encontró con un amigo de la infancia y ambos se pusieron a recordar viejos tiempos-¿A ti qué tal te ha ido? - le preguntó el amigo al mendigo.-Muy mal - respondió - ya ves, he tenido muy mala suerte y mi situación es lastimosa.-Pues, mira - repuso el amigo - yo he descubierto que tengo poderes sobrenaturales y creo que puedo ayudarte.Dicho esto, tocó con su dedo índice un ladrillo y lo convirtió en oro.-Para ti - dijo generosamente - esto, sin duda, aliviará muchas de tus necesidades.-Si - contestó el mendigo - pero la vida es tan larga y pueden ocurrir tantas cosas…El hombre volvió a tocar con su dedo una gran piedra y la convirtió en oro.-También es para ti, ahora ya jamás tendrás problemas de dinero, ¡eres rico! - dijo el amigo.-Bueno ,…

Continuar leyendo El dedo

El demonio

Había una vez un derviche que, estando sentado en contemplación, notó que había un demonio a su lado. El derviche le dijo:-¿Por qué estás ahí quieto sin hacer maldades?El demonio levantó la cabeza con aburrimiento y respondió:-Desde que aparecieron tantos teóricos y pretendidos maestros del Camino, yo ya no tengo nada que hacer.

Continuar leyendo El demonio