Objeto de devoción

Un Maestro decía sus discípulos
-¿De qué os sirven tanto estudio y tantas devociones? ¿Acaso un burro se vuelve sabio por vivir en una biblioteca o un ratón obtiene la santidad por vivir en una iglesia?
-Entonces, ¿qué es lo que nos hace falta?
-Corazón.
-¿Y cómo se obtiene eso?
El Maestro no quiso responder.
¿Qué podía decir que ellos no fueran a convertir en tema de estudio u objeto de devoción?