Libros

Eran tantos los que iban a ver a Ibn Yusuf para llevarle libros que habían leído y que querían que los interpretase, o libros que habían escrito y deseaban que Yusuf opinase, que éste sin saber qué hacer, acudió a un médico, que también era sabio, y le dijo:
-Dame algún remedio para este problema.
El médico le dio otro libro. Este debería entregarlo a los lectores de libros. Dentro contenía una sola oración:
-El tiempo perdido en leer esta oración podría emplearse más provechosamente de casi cualquier otra manera.