Jami

Un derviche estaba explicando en cierta ocasión una de las obras del ilustre poeta Jami, cuando un recién llegado se deslizó en la sala de conferencias y comenzó a mover su cabeza en desacuerdo, mientras el erudito daba su interpretación del significado de Jami.
Todo el mundo estaba atento al forastero, y finalmente el derviche fijó en él su penetrante mirada y dijo:
-¿Acaso no estás de acuerdo conmigo?
-No – dijo el otro hombre.
-Entonces, ¿quién eres tú, y con qué derecho te comportas de esa manera ridícula, desafiando a un hombre de mi importancia?
-Mi nombre es Jami – dijo el visitante, y se marchó.

Publicaciones Similares