Gato blanco y gato negro

Un gato negro encontró a un gato blanco. El gato negro miraba cómo el gato blanco corría en rondas intentando atrapar su propia cola. Pasados unos minutos, mareado de mirar a su compañero, el gato negro le preguntó al blanco qué es lo que hacía. El gato blanco, haciendo una pequeña pausa, explicó:
-He descubierto que la felicidad se halla en mi cola, y por eso la persigo sin cesar.
-Qué casualidad – dijo el gato negro – también yo descubrí que la felicidad se halla en mi cola; por eso voy haciendo tan sólo lo que necesito hacer y ella viene detrás de mi todo el tiempo…