Fotos de un maestro

Un buscador occidental de la verdad fue a un viaje a Oriente con cierto número de fotografías que un amigo le había dado de un supuesto maestro espiritual. Para hacerlo más fácil, el amigo le había enviado ocho fotos del mismo hombre tomadas desde diferentes ángulos. Algunas semanas después, tal era la magnitud de supuestos místicos en aquellos lugares, recibió una postal de su amigo que decía:
-Ya he localizado y he sido elevado espiritualmente por siete de los grandes hombres cuyas fotografías me enviaste, estoy en la pista del octavo.