Felicidad

Un día, un halcón dijo a un pato:
– Ven a vivir a mi prado, aquí conocerás la felicidad. Deja tu charca y ven conmigo.
El pato respondió:
– ¡Vete! ¡Para los de nuestra especie, el agua es el castillo de la alegría!