Elefante y ratón

A pesar de la oposición de sus respectivas familias, un elefante y un ratón que se habían enamorado, decidieron casarse. En la noche de bodas, el elefante se desplomó y murió. El ratón exclamó:
-¡Oh Destino!…  sin saberlo he cambiado un momento de placer y toneladas de imaginación a cambio de toda una vida excavando una tumba.