Deseos

Un hombre, después de muchos años de estudio y esfuerzo, encontró la forma de ganar poder sobre los espíritus. Conjuró a un genio que le concedió tres deseos. Inmediatamente deseó dinero. Una vez que lo gastó todo viviendo a lo grande, se volvió alcohólico.
Su segundo deseo lo gastó en sanar. Ahora se sintió tan indeciso sobre qué hacer, que usó su tercer deseo en volver a su estado original y olvidar sus experiencias.