Confianza en un gallo

Caminaba un derviche por el desierto, había perdido la orientación. De repente, un gallo cantó a lo lejos. Se alegró y se dirigió en su dirección. En el camino se topó con un malvado que buscaba camorra y le dejó mal parado. Dio media vuelta, desesperado, diciendo a Dios:
-¿Por qué permites que suceda todo esto, cuando he puesto toda mi fe en Ti?
-Mientras confías en Mí, Yo te protejo – dijo la Voz – pero cuando depositas tu confianza en el canto de un gallo, recibes lo que mereces.