Cómo y porqué.

¡Oh! amigo, cesa de buscar el cómo y el porqué.
Deja de dar vueltas a la rueda de tu alma.
Ahí mismo donde te encuentras, en este instante todo te es dado,
en la más grande perfección.
Acepta este don, exprime el zumo del instante que pasa.

Poema sufi