Servir

Un noble inmensamente rico decidió un buen día que debía contar entre su séquito con un rapsoda que compusiera y cantara himnos y alabanzas a su persona. Para ello, mandó contratar al mejor juglar que hubiera en todo el mundo. De regreso, los enviados contaron que, en efecto, habían hallado al mejor rapsoda del mundo, pero que éste era un hombre muy independiente que se negaba a trabajar para nadie. Pero el noble no se dio por satisfecho y decidió ir él mismo en su búsqueda.Cuando llegó a su presencia, observó al juglar que, además de ser muy independiente, se encontraba en una situación de extrema necesidad.-Te ofrezco una bolsa llena de oro si consientes en servirme - le tentó el rico-Eso para ti es una limosna y yo no trabajo por limosnas - contestó el rapsoda-¿Y si te ofreciera el diez por ciento de mi fortuna?-Eso sería una desproporción muy injusta y yo no podría servir a nadie en esas condiciones de desigualdad.El noble rico insistió:¿Y si te diera la mitad de mi fortuna, accederías a servirme?-Estando en igualdad de condiciones…

Continuar leyendo Servir

El destino

-¿Qué es el destino? - le preguntó a Nashrudín un erudito-Una sucesión interminable de eventos interelacionados, cada uno influyendo en los demás -dijo-Pero esa respuesta no me satisface. Yo creo en la causa y efecto.-Muy bien - replicó Nashrudín - observa eso.Y apuntó a un cortejo que pasaba por la calle.-A ese hombre lo van a ahorcar. ¿Lo van a ahorcar porque alguien le dio una moneda de plata que le permitió comprar el cuchillo con el cual cometió el crimen, porque alguien le vio cometer el crimen, o porque nadie se lo impidió?

Continuar leyendo El destino

Amor

Entre los muchos caminos que pude elegir para enseñar, escogí el del Amor. Sayed Omar Ali Shah

Continuar leyendo Amor

Cien

Después de haber saqueado una ciudad, un hombre estaba tratando de vender una valiosa alfombra, parte del botín:-¿Quién me da cien piezas de oro por esta alfombra? - gritaba el hombre por las calles del pueblo.Habiendo realizado la venta, se le aproximó al vendedor un compinche del saqueo y le preguntó:-¿Porqué no pediste más dinero por esa  alfombra?El individuo le respondió:-¿Pero es que existe un número mayor que cien?

Continuar leyendo Cien

Prisión

Dos hombres, habían compartido injusta prisión durante largo tiempo en donde recibieron todo tipo de maltratos y humillaciones. Una vez libres, volvieron a verse años después. Uno de ellos le preguntó al otro:-¿Alguna vez te acuerdas de los carceleros?-No, gracias a Dios, yo lo olvidé todo -  contestó - ¿y tú?-Yo continúo odiándolos con todas mis fuerzas - respondió.Su amigo lo miró unos instantes, luego dijo:-Lo siento por ti. Si eso es así, significa que aún te tienen preso.

Continuar leyendo Prisión

Treinta años

Había una vez un hombre que trabajaba como conserje en un hospital. Trabajó más de treinta años y llegó el momento de su jubilación. Todos los médicos y enfermeras hicieron para él una fiesta de despedida y cuando estaban todos reunidos, el conserje viejo hablaba con el conserje nuevo que iba a sustituirle; le decía:- Aquí todos son muy buenas personas y buenos profesionales. Los médicos son gente competente y muy buenos especialistas; las enfermeras igualmente son personas muy entregadas y amorosas. Ahora, ¡eso sí! han estado todo el tiempo, durante treinta años diciéndome hasta la saciedad: “cuidado con los microbios, atención con la limpieza y la higiene”, ese ha sido su lema todo el tiempo; y la verdad yo nunca he visto uno solo de esos microbios.

Continuar leyendo Treinta años

Salvar la luna

Nasrudín paseaba cerca de un pozo, cuando sintió el impulso de mirar adentro. Era de noche y, al escudriñar la profundidad del agua, vio el reflejo de la luna.-¡Debo salvar la luna! - se dijo - de otro modo nunca menguará y el mes de Ramadán no terminará nunca.Cogió una cuerda y la arrojó dentro del pozo mientras exclamaba:-¡Manténte firme, no te descorazones ya llega el socorro!La cuerda quedó enlazada en una roca dentro del pozo y Nasrudín tiraba con todas sus fuerzas cuando, de pronto, se soltó del fondo y cayó de espaldas. Mientras se hallaba tendido jadeante, vio la luna surcando el cielo.-Me alegra haberte sido útil - dijo Nasrudín - fue una suerte que yo justamente pasara por aquí, ¿no es cierto?

Continuar leyendo Salvar la luna

Revelación bajo la lluvia

Un gurú prometió a un discípulo que habría de revelarle algo mucho más importante que todo cuanto contienen las escrituras. Cuando el discípulo, impaciente, le pidió que cumpliera su promesa, el gurú le dijo:-Sal fuera, bajo la lluvia, y quédate con los brazos abiertos y la cabeza alzada al cielo.Al día siguiente, el discípulo acudió a informarle:-Seguí tu consejo y me calé hasta los huesos… me sentí un perfecto imbécil.-Bueno - dijo el gurú - para ser el primer día es toda una revelación, ¿no crees?

Continuar leyendo Revelación bajo la lluvia

Luna vieja

-¿Qué hacen con la luna vieja cuando hay una nueva? - preguntó un bromista a Nasrudín.-La cortan en pedazos. Cada luna vieja se convierte en cuarenta estrellas.

Continuar leyendo Luna vieja

Hamadani

Una persona tendrá acceso a la experiencia y al conocimiento superiores en estrecha correspondencia con su valía, su capacidad y sus merecimientos. De ahí que si un asno ve un melón, se come la cáscara; las hormigas se comen todo lo que pueden; el ser humano consume sin saber qué ha consumido.Nuestro objetivo es adquirir, mediante la comprensión del origen, el conocimiento que procede de la experiencia. Esto lo consiguen, como en un viaje, sólo quienes ya conocen el Camino.La justicia de esta situación es la mayor que existe: porque este conocimiento no puede negarse a quien lo merece, pero no puede concederse a quien no es digno de él.Este conocimiento es el único bien con capacidad discriminatoria, que aplica su propia justicia inherente. Yusuf Hamadani

Continuar leyendo Hamadani