Aprendizaje

Un nuevo estudiante se aproximó al maestro y le preguntó como podía prepararse para su aprendizaje.
-Piensa que soy una campana – explicó el maestro – dame un golpe suave y tendrás un pequeño sonido. Golpéame duro y recibirás un repique fuerte y resonante.