Una vez un curioso le preguntó a un sufi:
- ¿Qué afirmación debería uno elegir cuando dos afirmaciones sufis se contradicen entre sí?
- Se contradicen únicamente si se consideran por separado. Si palmeas tus manos y sólo observas el movimiento de una y otra, creerás que cada una de ellas se opone a la otra. No habrás percibido lo que ocurre realmente. La oposición de ambas palmas tenía, por supuesto, un objetivo: producir el aplauso.

oo

seguir fbyt

Oh!Baraka en tu mail

Click
Joomla : ohbaraka